Archives

  • 2018-07
  • 2018-10
  • 2018-11
  • Esta perspectiva de aprendizaje social ubicada

    2018-11-07

    Esta perspectiva de aprendizaje social ubicada en las empresas, depende de estículos para su desarrollo, posicionamientos geográficos, decisiones políticas y estructus societales integradas para su comprensión y de manda, más allá de las disposiciones del mercado. Para los autores, es mayor el peso de la intervención gubernamental para lograr una amplia niclosamide Supplier de aprendizaje que lo que puede hacer el mercado desde su funcionamiento abstracto (p. 79), de allí que el énfasis en las decisiones sobre producción de conocimientos, intervención del Estado en materia de investigación y desarrollo (I&D), competitividad y aprovechamiento de las ventajas comparativas resulte esencial para cerrar las brechas en materia de desarrollo de una sociedad del aprendizaje, y para ello los autores analizan las experiencias sobre todo de los países emergentes, los bric o los de Asia Pacífico, en donde el aprendizaje se fortaleció “desde adentro”, porque uno que ocurre “desde afuera” sirve poco para alcanzar una sociedad como la que se propone (p. 401). Por ello su propuesta estratégica apunta al apuntalamiento de un modelo de transformación social y del Estado distinto al que se ha proyectado desde lo lógica del mercado y del denominado Consenso de Washington, y esto se desarrolla en su libro a partir del capítulo 16, denominado “Social Transformation and the Creation of a Learning Society, como un planteamiento clave para el desarrollo del niclosamide Supplier conjunto de su trabajo, sobre todo porque se desarrolla la ruptura paradigmática en materia de conocimientos y aprendizajes del mundo moderno similar al que ocurrió en la fase cambio estructural del medievo al capitalismo (p. 458). Desde su perspectiva y, a diferencia del anterior autor, los presentes simplemente no toman en cuenta el impacto de los contextos de desigualdad social o economíca de los sujetos, de los actores o de los países, sino se concentran en el desarrollo de las capacidades creadas o proponer impulsar las mismas, para alcanzar una “sociedad del aprendizaje” desde la competitividad de las empresas, desde la idea abstracta pero muy referencianda (usa) de una “sociedad democrática” como lo ideal para el desarrollo de la misma. Estas diferencias de desigualdad son borradas en el análisis de estos autores, para sustentar la idea de que es posible incrementar los niveles estándar de vida a partir del desarrollo de la tecnología y el aprendizaje, contrario a la idea de Piketty de que ello es parte de las transacciones mercantiles y de diferenciación entre los países en la perspectiva de la acumulación del capital y de la recurrente desigualdad social. Aún más para estos influyentes autores, el concepto de aprendizaje (learning) lo consideran el factor motor del crecimiento económico (pags. 476-477), Y por ello concluyen que.
    3. El espejo latinoamericano Desde la perspectiva de los anteriores autores, el contar con una base estructurada y bien organizada, recursos humanos e inversión en determinadas cantidades de optimización, podrían aprovechar el desarrollo de conocimientos e innovaciones aún y cuando el contexto de realización sea desigual e inequitativo, y las políticas de Estado no tengan la altura suficiente para priorizar cambios de fondo y de largo plazo en el mejoramiento de las condiciones de la educación superior como para responder de forma eficaz a los requerimientos que plantea una sociedad del conocimiento, como ocurre en muchos de los países de América Latina y el Caribe. El enfoque adoptado, como se ha analizado de forma profusa, ha sido más de tipo político, de dependencia y no de carácter endógeno. Durante la última década de este siglo, distintos gobiernos de la región se han propuesto redefinir esta agenda tradicional de política de Estado en materia de ciencia, tecnología y conocimientos y ha dado inicio a una nueva etapa de construcción de espacios e instituciones nuevas, sobre todo polos científico-tecnológicos y universidades, como se ha documentado en un primer acercamiento, en países como Argentina, Brasil, Ecuador, Bolivia, Colombia, México, Paraguay entre otros. Este proceso en marcha tendrá que ser evaluado hacia adelante en los próximos años, para poder asegurar que se ha roto con el viejo paradigma neoliberal y se ha impulsado una política de Estado distinta con impactos en la construcción de capacidades endógenas verdaderamente democratizadoras e igualitarias.