Archives

  • 2018-07
  • 2018-10
  • 2018-11
  • A partir del a o y

    2018-11-07

    A partir del año 2000 y en la actualidad se ha observado una disminución en la desigualdad. presentan una reducción de la desigualdad salarial medida por el coeficiente de Gini en 13 de los 17 países de América Latina, y con la evidencia para tres de los países de mayor peso, Argentina, México y Brasil sugieren dos posibles respuestas alzheimer\'s association esta problemática. La primera de ellas, sería una caída en el premio salarial de las habilidades como resultado de una combinación de oferta, demanda y factores institucionales; la segunda, se refiere a transferencias otorgadas por el gobierno. Los autores aseguran que durante la década del 2000, la actualización tecnológica a gran escala llego a un período de convergencia, por lo tanto, en esta región la presión a la alza sobre los salarios de la mano de obra calificada se desplomo y la prima por habilidades disminuyó.
    1. Desigualdad salarial en México México experimentó un incremento de la desigualdad en los ingresos tanto de los individuos como de los hogares en 1984-1994. Durante este periodo se observaron modificaciones en las características de la mano de obra mexicana, tales como un incremento en los grados de escolaridad misma que pasó de 5,6 años promedio en 1984 a 6,9 en 1994, la proporción de trabajadores con educación superior aumentó pasando de 30 a 45% de la mano de obra. A su vez, se observó una mayor participación femenina en la fuerza de trabajo misma que pasó alzheimer\ de 33% en 1984 a 41% en 1994, y de acuerdo con el mayor aumento se presentó en las mujeres, con mayor nivel educativo. Esquivel (2010) investigó el papel de los factores tanto de la demanda como de la oferta de trabajadores y sus salarios con diferentes combinaciones de educación y años de experiencia. Entre 1989 y 1994 en México, encontró que la mayoría de los cambios en la distribución de los salarios ocurrieron en trabajadores de altos nieves de educación, por lo tanto el incremento en la desigualdad en este periodo se atribuye al incremento en los salarios de trabajadores altamente calificados. Los hallazgos coinciden con otros autores que analizaron la desigualdad salarial durante este periodo encontrando un incremento de esta, como consecuencia de un incremento en el salario de trabajadores calificados (, ). Posteriormente analizando el periodo entre los años 2000 y 2006, encontró en el quintil inferior un aumento superior a vascular cambium la media de sus ingresos, es decir se presentó una disminución de la desigualdad durante este periodo misma que se explica con el incremento en los salarios de los trabajadores poco calificados, a su vez se observó una disminución del rendimiento de la educación que podría explicar la perdida de posición salarial en los deciles superiores sobre todo en zonas urbanas. Por su parte, analizan la evolución de la desigualdad en la educación para los países de América Latina durante las décadas de 1990 y 2000 encontrando una clara relación negativa entre la oferta de mano de obra calificada y su remuneración. Si bien se presentó un incremento constante en la oferta relativa de mano de obra calificada medida por el aumento de los años de educación, el premio a la habilidad exhibió un crecimiento constante sin cambios significativos, dichos resultados son consistente con el incremento de la desigualdad en 1990 y su posterior caída a partir del año 2000. Tales reducciones en el salario fueron acompañadas con un aumento en la oferta relativa de mano de obra calificada, indicando la presencia de cambios más débiles en la demanda relativa de mano de obra calificada, que de acuerdo con pudieran estar relacionados con el aumento de los precios de las materias primas y los términos de intercambio comercial de la primera década de 2000. En un estudio realizado por se analiza el auge y caída de la desigualdad salarial en México durante 1989-2010 y argumentan que durante los últimos veinte años, la desigualdad en México siguió dos distintos patrones. Primeramente, se incrementó entre 1989 y mediados de la década de 1990, para posteriormente, reducir su nivel entre 1990 y 2010 con valores para el coeficiente de Gini de 0.548 a 0.571 en el primer período (1989 y 1994) y de 0.510 en el año 2010. Los resultados de esta investigación sugieren que la desigualdad salarial se redujo debido a que la oferta de trabajadores calificados superó la demanda; a su vez, la tendencia ligeramente ascendente de la desigualdad salarial durante 2006 y 2010 se presenta como consecuencia de un debilitamiento de la relación de demanda de trabajadores poco calificados.